Colectivo Julio

Miembros del Colectivo Julio durante una sesión de trabajo.




Colectivo Julio

El año 2012, unidos por la fascinación común hacia las creaciones y la figura de Julio Julián, se constituye el Colectivo Julio: un grupo de jóvenes artistas que se organizan con el objetivo de documentar, difundir y reivindicar su obra.

Dentro del marco de la XXXVII "Exposició Col·lectiva d'Artistes del Prat" (2013), se producen dos encuentros con Julio Julián que supondrán un impulso significativo para el Colectivo. El primer encuentro surge a raíz del ofrecimiento de los miembros del Colectivo de ayudar a Julio en el transporte de la obra con la que participó en la exposición. El segundo ocurre con motivo de la inauguración de la exposición, momento en que entrevistan a Julio. A partir de ese momento, el grupo se plantea comenzar un proyecto documental sobre el artista.

En julio del 2014, el Colectivo recibe tristemente la noticia de la muerte de Julio. Sus familiares se ponen en contacto con el Colectivo para decidir qué hacer con su obra. Finalmente, la familia decide hacer una donación de una parte de la obra que Julio guardaba en su domicilio del Prat. De este conjunto, se realizan un inventario y una restauración. Más tarde, fruto de la responsabilidad que supone la custodia de las piezas, y con la idea de velar por su correcta conservación, el Colectivo tramita la solicitud de cesión de espacio a los almacenes municipales del Prat de Llobregat en el Cèntric Espai Cultural, una solución que acabará aplicándose de forma provisional.

Después de este punto de inflexión, el Colectivo continúa investigando y difundiendo el legado del artista; participa en la exposición "Sacsejar la mirada. Col·loqui per una exposició de pintura" en el Centre d'Art Torre Muntadas, a cargo de Mercedes Mangrané; viaja a Garrovillas de Alconétar, la tierra natal de Julio, para entrevistarse con sus familiares y amigos, completando así la biografía del artista y el inventario de su obra; e inicia también una serie de acciones y encuentros que se han ido sucediendo durante los últimos dos años.

El propio ejercicio de contextualización, interpretación y difusión realizado, reafirma la necesidad del Colectivo de conseguir su objetivo inicial, es decir, documentar, difundir y reivindicar la obra de Julio Julián. Durante este proceso, múltiples interrogantes se han abierto sobre los procesos de legitimación artística y los mecanismos de selección del patrimonio cultural local.

De este modo, con la intención de continuar investigando, recogiendo apoyos y resolviendo dudas, el Colectivo Julio se presenta a la Convocatòria d'Arts Visuals /UNZIP 2016 en la modalidad de exposición, de la que surge el proyecto que ahora está teniendo lugar, "Julio Julián. Retrospectiva.", una forma de compartir, con voluntad renovada, la vigencia de una obra que considera valiosa y representativa del capital simbólico y cultural del Prat.

Ver actividad del Colectivo Julio

Agradecimientos

El Colectivo expresa su agradecimiento a Raimunda Lázaro Durán y su marido, por las aportaciones al proyecto y la confianza en el Colectivo y su investigación. A los vecinos de Garrovillas que les acogieron y ayudaron en la búsqueda durante el viaje del 2015, especialmente a Marcela, Jesús, Hortensia, su marido, las monjas Jerónimas de Garrovillas y Joan Gustems, del Albergue Turístico La Higuera.

El Colectivo también agradece las aportaciones desde el mundo del arte de Mariona Moncunill, Enric Farrés, Mercedes Mangrané, Lluc Mayol, José Antonio Delgado, Esther Merchán, Mercè Ubalde, Graciela García, Álex Brahim, Carlos Canales, Judit Onsès, Àngel Garau y Miguel Ángel Blanca.

El soporte de los pratenses Neus Macías, Toni García, Encarna Boada, Rodolfo Valero, Diego López, Néstor San Nicolás, etc. Por su colaboración en diferentes etapas del proyecto, a Ali Durán y familia, Maite Travé, Olga Merchán, Conxita Herrero, Josep Van Balart y Dídac Rocho.

Al Cèntric Espai Cultural, que permitió salvaguardar la obra de Julio desde el 2014, cediendo un espacio en sus almacenes. Al Teatre Kaddish, Uikú Coworking el Prat y a l'Escola d'Arts del Prat por sus contribuciones al display expositivo. Y a todos aquellos que como el Colectivo, están fascinados por Julio.